Típicos errores en los coches automáticos

¿Cómo evitar los errores típicos en los coches automáticos?

Usar un coche de transmisión automática requiere cuidado de cara a evitar accidentes. Por otro lado, aprender para conducir un coche automático es también muy fácil.
En ambos casos, los comandos son bastante simples, pero requieren mucho de la atención del conductor… después de todo, estás poniendo en juego un montón de piezas móviles.
Para evitar los accidentes de coches cuando estos son automáticos hay que prestar atención a unos pocos sencillos puntos.En los coches automáticos, muchas veces la marcha sigue en neutro y es el propio conductor el que espera que se mueva el coche. Otras veces, termina moviéndose en la dirección opuesta, debido a la pendiente del terreno.
De los aspectos más importantes a tener en cuenta es cuando dejamos el coche estacionado, nos tenemos que fijar que hemos puesto el freno de mano y también que hemos colocado la palanca en posición P. Por lo general, los coches automáticos nos avisarán cuando hayamos estacionado el coche y no hayamos puesto el freno de mano, pero siempre de todos modos es bueno fijarse.

Muchas veces y no en todos los modelos, si no ponemos el freno de mano, no podremos quitar la llave del contacto. Esto si en una buena medida para los despistados.

Os comentamos a continuación los comandos de los coches automáticos.

P-estacionamiento (aparcamiento): se utiliza cuando el coche está aparcado. En este modo las ruedas están bloquedas, es decir, el coche no se mueve, ni hacia adelante ni hacia atrás, incluso si el motor sigue estando en marcha, tampoco se moverá.
N-neutro: también es una posición que el coche no se mueve, incluso acelerándolo, pero las ruedas no se bloquean. Si pones en el N y la calle tiene alguna inclinación, el coche empezará a moverse y exigirá que uses el freno de mano o del pie.
D- Marcha: es la posición más importante, el vehículo comenzará a avanzar. Por lo tanto, es esencial que, antes de poner la palanca D, estás con el pie en el pedal del freno.
R-RE: al igual que en la posición D, antes de poner la palanca en esta posición presionar el pedal del freno o de lo contrario el coche se empezará a mover.
1 y 2: estas posiciones se utilizan de forma completamente automático cuando es necesario utilizar la potencia del motor, para una subida dificil, por ejemplo. Si la palanca está en posición 1, no cambiará los engranajes incluso si aumenta mucho la rotación acelerada.
En la posición 2, el tipo de cambio será entre posición 1 y 2, sin ir a tercera velocidad. Esta posición es ampliamente utilizada como un freno de motor en bajadas, porque el conductor puede sostener el vehículo sin tener que presionar el freno constantemente, para evitar sobrecalentamiento de los discos y pastillas de freno.

Paso a paso

¿Es la primera vez que vas a conducir en un coche automático ?

 

Te indicamos a continuación la mejor manera de tener una excelente primera experiencia.
1) Seguridad primero: en el coche nos ponemos el cinturón
2) Antes de comenzar: Asegúrese de que la palanca está en posición P (el motor sólo funciona en P o N). Pise el pedal del freno y arranque el coche.
3) En marcha, pierna izquierda: con el coche automática, utilice sólo el pie derecho. Para quienes manejaron vehículos con mecánica durante muchos años, aquí le sucederá que se sentirá vacío por unos instantes hasta que uno esté  acostumbrado a realizar todas las operaciones con la pierna derecha. Mantenga la pierna izquierda doblada completamente, esto evitará tener el movimiento automático de cuando uno quiere usar el embrague.
Este problema sucede a menudo y puede causar un accidente. Gente instintivamente acaba golpeando los frenos como si fueran el embrague. La confusión termina generando un frenado repentino y un posible golpecillo contra el parabrisas.
4) A la salida: ahora que el coche está en marcha y la pierna izquierda doblada y el pie derecho en el freno, poner en D o R, según su necesidad.
Recuerde que, para maniobrar, no es necesario pisar el gas: simplemente conecte el D o R y será suficiente para que el vehículo se mueva.
5) Por último lo más sencillo, solo acelerar y frenar con el pie derecho.